5G y Wifi 6, más velocidad

5G y Wifi 6, más velocidad

La revolución del 5G y WiFi 6

La llegada de la tecnología de las redes móviles 5G trae consigo una revolución en la forma en que accedemos a internet. La conexión 5G promete incrementar la velocidad de las descargas, eliminar las latencias y reducir la congestión de las redes móviles. 

El 5G es el término general para referirse a la quinta generación de la tecnología de redes móviles. Estas redes dependen de bandas de espectro con licencia, que son subastadas al mejor postor. Para desplegar la cobertura hace falta construir una red de estaciones base conectadas que sean capaces de emitir una señal con la potencia suficiente para servir a miles de personas al mismo tiempo, sobre todo en zonas urbanas. 

El wifi utiliza un espectro sin licencia que cualquiera puede usar sin pagar, pero la señal es relativamente débil. Uno le paga a un proveedor de internet para que lo lleve hasta su puerta; luego se utiliza un router para llenar nuestro lugar de wifi. Usar la misma banda de frecuencia que los de alrededor vecinos puede ser problemático, especialmente en áreas con altas densidades de población. Las dos frecuencias que utiliza el wifi son 2.4 Ghz y 5 Ghz. En términos sencillos, la de 2.4 Ghz tiene una velocidad máxima potencial menor, pero penetra mejor, así que su alcance es mayor que el de la de 5 Ghz. En el día a día, casi todos usamos wifi en los lugares habituales de trabajo en o en casa y redes móviles cuando salimos a la calle y nos alejamos del rango de alcance del enrutador. Nuestros dispositivos cambian automáticamente y no tenemos siquiera que pensar en ello, porque lo importante es simplemente contar con una buena conexión todo el tiempo. Ese seguirá siendo el caso para la gran mayoría de las personas una vez que la 5G sea estrenada. Pero la gran diferencia de estos nuevos sistemas de conexión frente a los actuales, es que tanto las redes móviles como el wifi se volverán mucho más rápidos.


Diferencias

La tecnología es la principal diferencia entre ellos. El Wi-Fi 6 va a necesitar de un router que nos permita conectarnos a Internet y además, otro dispositivo compatible, desde el cual recibir la señal. Necesitamos que ambos sean compatibles con ese estándar. Por su parte el 5G al ser una red móvil vamos a necesitar un móvil compatible donde poder utilizar una tarjeta SIM y contar con cobertura.

La velocidad real de la conexión 5G dependerá de muchos factores, incluyendo la ubicación, a qué red se conecta uno, cuántas personas estén conectadas y qué dispositivo estén usando. La meta es lograr una velocidad de descarga mínima de 50 Mbps y una latencia de 10ms. Eso será una importante mejora sobre las velocidades promedio actuales, pero la cobertura se expandirá lentamente. También trabajará de la mano, no solo con el wifi, sino también con generaciones anteriores de tecnologías de redes móviles, por lo que se seguirá ofreciendo la 4G como respaldo y continuará evolucionando y ganando velocidad.

El nuevo estándar WiFi 6 deberá ofrecer velocidades al menos cuatro veces mayores que el WiFi 5, pero además traerá mejoras en eficiencia y capacidad, diseñadas para lidiar con la creciente cantidad de dispositivos conectados a internet en el hogar promedio. Tanto el 5G como el WiFi 6 serán un complemento y no un reemplazo de los estándares wifi existentes.

¿Qué necesitamos para disfrutar de 5G o WiFi 6?

Para poder disfrutar de las ventajas de 5G y WiFi 6, los operadores y proveedores de internet deben crear redes con hardware que sea capaz de trabajar con estas nuevas tecnologías y velocidades, y los usuarios deberemos adquirir un equipo que sea capaz de aprovechar esto. Aunque ya existen en el mercado terminales que incorporan 5G, la mayoría de nuestros teléfonos, portátiles y otros dispositivos actuales no cuentan con las antenas y chips necesarios. 

A medida que más enrutadores incorporen Wi-Fi 6 y que más y más torres móviles emitan redes 5G, la velocidad con las que navegaremos serán más rápidas y con menor latencia. 

Las mejoras relacionadas con la velocidad, estabilidad y latencia conseguirán que el Wi-Fi 6 sea la tecnología más utilizada, ya que va a permitir conectar más dispositivos. Por otro lado, el 5G va a tener un peso también importante sobre todo con las tarifas móviles ilimitadas, algo que lleva siendo habitual en la oferta de los operadores.